Os he hablado muchas veces del estilo industrial, de lo mucho que me gusta, de lo mucho que lo conjuntaría con todos los demás estilos… pero nunca os he confesado esto. Una de las razones por las que me encanta es por los muchos muebles para organizar cosas que tiene. Y es que se puede ser o al menos parecer ordenado gracias al estilo industrial.

Muebles de estilo industrial

Muebles de estilo industrial

Cuando estudiaba me gustaba ir a las papelerías en las que tenían muebles llenos de mil pequeños cajones, y en cada uno de ellos, mil lápices iguales, todo madera, todo organizado. En los estudios en los que he hecho prácticas, he trabajado o he visitado, uno de mis muebles favoritos eran esas planeras, con mil cajones horizontales y profundos donde se guardaban los distintos tipos de papel. Y ya paro, porque os podría hablar de los ficheros de infinitos cajoncitos, con el recuadro donde poner la letra por las que empiezan las fichas de dentro, o de las taquillas seriadas e infinitas en un gimnasio.

Mueble con cajones estilo industrial

Mueble con cajones estilo industrial

Y es que más allá de lo sencillo, lo funcional, lo estructural, lo metálico, lo puro, la madera,… está el peso de la organización, la logística, el orden, la cuadriculación. Todo eso que el estilo industrial me transmite y que no deja de aportar al espacio donde lo utilices. Aunque no guardes lápices, ni planos, ni papel ni fichas meticulosamente ordenadas, aunque lo uses para otra cosa… ¡y lo bien que queda!

Mesita de cajones estilo industrial

Mesita de cajones estilo industrial