Seguramente a todos nos suena muchísimo el Empire State Building como edificio más alto de Nueva York durante mucho tiempo. Ha salido en muchas películas como sitio emblemático donde transcurre la escena final, donde se resuelve todo a lo espectacular con King Kong, o a lo romántico con un reencuentro y beso con pierna levantada hacia atrás. Pero justo antes, once meses antes de que se terminase este edificio, había otro muy especial y emblemático que fue el edificio más alto en ese corto periodo. Reivindiquemos el edificio Chrysler como edificio más alto del mundo durante once meses.

Cuadro del edificio Chrysler

Cuadro del edificio Chrysler

El edificio Chrysler es de estilo art decó y se construyó a un ritmo de cuatro plantas por semana, ya que en ese momento había una verdadera pugna por ostentar el título de edificio más alto del mundo. Incluso se consiguió el permiso para colocar la aguja final del mismo en secreto, para que nadie supiese la altura que iba a alcanzar. La decoración se basa en la marca de automóviles Chrysler, inspirada en los tapacubos metálicos y tapas de los radiadores.

Lámpara edificio Chrysler

Lámpara edificio Chrysler

 

El edificio se terminó en noviembre de 1929 y se convirtió en emblema de los rascacielos, superando la altura hasta de la mismísima Torre Eiffel. Marcó un antes y un después, aunque su presencia pronto fue empañada por el Empire State. Por esta razón, y porque su forma y estética son muy originales y significativas del momento histórico, reivindiquémoslo, añadiendo a nuestra decoración un par de objetos que no pueden faltar en casa si sois amantes de la arquitectura y de Nueva York.