La decoración navideña es una decoración que no se nos escapa a nadie. Hay casas que no han cambiado en años nada decorativo, pero no se saltan una navidad. Y es que esta decoración es para todos los públicos, niños y mayores y es divertido hacerlo, pero debe hacerse con gusto. Así que no nos extendemos más, prepárate para las fiestas: decora con espíritu navideño y con estilo.

Mesa navideña

Mesa navideña

Lo más clásico es el Belén y el árbol. Más allá de los espumillones y luces de colores que parpadean, podemos decorar con cintas de color y luces blancas siempre encendidas, con pequeñas figuras de chocolate o campanillas, adornos de cristal o esparto. El árbol en sí mismo ya no tiene que ser verde, ni debe tener forma de árbol. Gracias a tendencias decorativas nórdicas, el árbol se convierte en un objeto más simplificado y sencillo. Os dejamos una selección de elementos decorativos para terminar de poner tu casa a punto.

Abeto de cuerda iluminado

Abeto de cuerda iluminado

Otro punto importante que hay que cuidar en la decoración navideña -uno de mis favoritos-, es la mesa para la cena o la comida. No es necesario que haya motivos navideños en el mantel y las servilletas, ya sean de tela o papel. Se puede elegir un color bonito como el rojo o el gris y adornar y complementar en dorado o blanco. Seguro que sacáis las copas bonitas y dedicáis un buen rato a colocar todos los cubiertos, platos, etc. Y es que no hay nada más bonito que una mesa para mucha gente y con tonalidades cromáticas a juegos.

Mantel rojo y dorado

Mantel rojo y dorado