La primera habitación que recuerdo de mi infancia tenía muebles de mimbre o ratán -obviamente, no recuerdo saber diferenciarlos a los cuatro años-. El ratán engloba a muchísimas especies de palmas y su procedencia es de África y Asia, por su parte el mimbre es originario del antiguo Egipto, si bien es un arbusto bastante común que crece en muchos países. Sus trabajabilidad permite que sean muy utilizados en mobiliario y decoración. Lo cierto es que como casi nací con ellos -recuerdo un sinfonier, unas sillas, un cabecero y un baúl-, para mí son muy habituales los muebles de ratán para decoración de interiores, pero es verdad que quizás se asocian más a su uso en exteriores. Esta asociación es, posiblemente, por su aspecto natural y sobre todo por su gran resistencia y flexibilidad.

Ratán en salón

Ratán en salón

Son muebles de precios bastante económicos, muy versátiles, fácilmente conjuntables y sobre todo, son capaces de adaptarse a distintas líneas de diseño. De hecho, para demostrarlo recurro -cómo no-, a mi Bauhaus querida, donde se hicieron algunos diseños minimalistas en este material en los años 30 y 40. También son muy conocidos el sillón E-10 de Egon Iermann, o la silla “huevo” de Nanna Ditzel en los años 60.

Sillón de ratán diseño moderno

Sillón de ratán diseño moderno

La cuestión es que es un material que se adapta a los distintos estilos, ya sea con  muebles más clásicos o más modernos, aportando una interrupción de líneas rectas o de materiales fríos. Es un tipo de muebles que puede ir bien con el estilo vintage, con estilo industrial o incluso en un estilo más nórdico -al que por definición le van muy bien los objetos naturales que recuerdan a altas plantas y árboles-.

Mesa de centro de ratán

Mesa de centro de ratán

Os dejamos una selección de algunos de estos muebles que podéis en contrar en nuestra sección de hogar, con un diseño más clásico o más moderno, en tono natural o pintado, sillones, sillas, cabeceros o mesas de centro, para que escojáis el que más se adapta a vuestro espacio -tanto de interior como de exterior-, y le deis ese toque natural que necesita.