Si os hablo de veladores, igual la primera imagen que se os viene a la cabeza es la de un cafelito al sol, sobre todo ahora que hace tanto frío. Pues no vais desencaminados. Originalmente, un velador era una mesa auxiliar pequeña, normalmente con una sola pata y el sobre o tapa redonda que se utilizaba para poner las velas que alumbraban las estancias. Luego se utilizaron para poner el té, café y aperitivos a las visitas y de ahí hasta nuestros días. Y es el que ya solo el nombre de velador hace de tu mesa auxiliar un objeto mucho más especial: llámame velador.

Velador hierro y mármol

Velador hierro y mármol

Hay estilos de veladores que tenemos asociados a bares con mucha historia, como por ejemplo el que tiene la pata de hierro y el sobre o tapa de mármol. Existen muchas variaciones en los materiales, sobre todo del sobre. Es muy habitual verlos en madera, y a veces incluso que no sea redondo, que sea cuadrado.

Mesa velador metal

Mesa velador metal

Rescatando un poco la idea inicial de las velas -o mejor la del café-, y ese gusto por el mobiliario un poco retro, os propongo buscar un sitio especial para este tipo de mesas auxiliares en casa. La utilidad puede ser la que queráis darle, lámparas, mesillas de noche, plantas, el vermú. Tened en cuenta que además, por su estructura de pata central, permite que se utilice en espacios pequeños donde es más sencillo encajar una sola pata, y gracias a lo cual deja más espacio para las piernas de los comensales.

Velador madera

Velador madera

Podéis utilizar las más clásicas o retro, o alguna más moderna, que reinterpreta el concepto cambiando formas o materiales. Os dejamos un buen puñado de veladores y mesas auxiliares, muchas de ellas en promoción.