A veces me paro a pensar cosas que son de una manera y siempre lo han sido y lo serán. Forman parte de nuestras vidas tanto que ni lo cuestionamos. Me refiero, por ejemplo, a las lámparas colgadas y su posición sobre las mesas de comedor. Parece muy evidente y muy lógico, siempre las hemos visto así… y es que es una decisión reforzada por el paso del tiempo, la tradición y sobre todo, la forma de construir y concebir espacios. Lámparas colgadas sobre la mesa del comedor, como siempre, pero con un toque especial.

Conjunto de dos lámparas sobre mesa de comedor

Conjunto de dos lámparas sobre mesa de comedor

Habitualmente compramos o alquilamos viviendas que ya tienen la instalación eléctrica y de iluminación, esto es: se ve el tubo corrugado en el techo, de donde sale el casquillo en el que pondrás tu bombilla. Normalmente, el arquitecto que ha pensado en esto, ha marcado ese punto en el centro de un espacio -ya sea dormitorio o de estar-, en el espacio reservado para el office si la cocina es grande, o sobre la imaginaria mesa de comedor que se pondrá en esa parte del salón. Muchas viviendas son muy estándares en este aspecto, y es posiblemente porque es una decisión acertada.

Lámpara suspensión múltiple

Lámpara suspensión múltiple

Últimamente se está cambiando un poquito esta tendencia, y las lámparas sobre las mesas no son únicas. Se está recurriendo mucho a la combinación de dos o más lámparas, para crear un diálogo entre ellas y se da un sentido a la decoración, un ritmo. Se pueden disponer varias lámparas de pantalla imitando un racimo -lo que lo hace más estático y llamando mucho la atención sobre ese punto central-, lámparas que son simplemente un cordón y la bombilla retro de filamento visto en fila y a distintas alturas -lo cual le da un dinamismo muy especial por acogedor-, o varias lámparas metálicas en fila -imitando un ambiente más industrial y fomentando la linealidad de un elemento, como una mesa rectangular-. La cuestión es que probablemente, el conjunto sigue estando centrado sobre la mesa del comedor, y se vuelve a demostrar que esta herencia es un acierto.

Lámpara decorativa de plumas

Lámpara decorativa de plumas

A la hora de elegir las lámparas sobre las mesas de comedor, es importante tener en cuenta la combinación de colores y materiales, pero también la altura o alturas que se colocarán -es recomendable que si se van a colocar dos lámparas a distintas alturas tenga una razón de ser y además, sean alturas bastante diferentes, de lo contrario parecería un error de colocación-. También si el hilo irá justo o será de esos que se repliegue y se cuelgue en distintos puntos del techo para crear también un efecto con el cordón. Y por último, es importante decidir si se repetirá el mismo elemento o se hará un conjunto con lámparas distintas. En este último caso, tened cuidado de que tenga una coherencia material, o de color.

Lámpara colgante estilo industrial

Lámpara colgante estilo industrial

Sea como sea, os dejamos una buena selección de lámparas para colgar sobre las mesas de comedor para que las conjuntéis como queráis.