Aprovechar la altura y muebles con poca profundidad, claves para espacios pequeños