El calendario dice que ha llegado la primavera, aunque climatológicamente parece que se ha echado un poco atrás, que está remoloneando. Os proponemos estar preparados para cuando llegue realmente -que lo hará para quedarse-, con una selección de jarrones y floreros para dar la bienvenida a la primavera, y un poco de su historia. Remontarse a siglos pasados para ver la evolución de los jarrones es muy extenso, es un objeto bastante común en muchas culturas. Se encuentran referencias tanto de su fabricación como de su uso en sociedades como la griega y sus ánforas, los romanos y sus vasijas, urnas funerarias, los jarrones de la Alhambra, los jarrones chinos, etc. Pero hoy quiero hablaros de un jarrón muy especial, un jarrón verdaderamente nórdico.

Jarrón de vidrio con flores

Jarrón de vidrio con flores

Se trata de un jarrón diseñado por el arquitecto finlandés Alvar Aalto en 1937, para la Exposición Universal de París. Es un jarrón de vidrio transparente, de formas orgánicas, con planta curva y con unas líneas muy claras y minimalistas. Se dice que originalmente sus bocetos tenían aún más curvas, pero que por motivos técnicos de la época tuvo que simplificarlo para su fabricación. Su forma se inspiraba en la orilla de los lagos finlandeses y aunque inicialmente se hizo transparente, más adelante se fabricaron en colores como el celeste, verde, ópalo o rubí. En la actualidad, el objeto se ha convertido casi en una pieza de coleccionista -sobre todo entre arquitectos-, y supuso un antes y un después en el diseño de piezas y formas. Tengo que confesar que hasta que conocí el jarrón de Alvar Aalto, mi imaginario de jarrones o floreros era el típico jarrón chino, demasiado ornamentado y frágil, y no terminaba de animarme a su uso en decoración, no en mis ambientes.

Jarrón Alvar Aalto

Jarrón de Alvar Aalto (Imagen: Jan Michl)

Pero en la actualidad, existen infinidad de modelos de jarrones o floreros que aportan un toque especial en nuestra decoración. Aportan naturalidad, un toque orgánico, y pueden utilizarse vacíos o con flores naturales primaverales, con bambú, ramas secas, pequeñas piedras, siempre según en qué ambiente queramos ubicarlos o la atención que queramos dedicarle a su contenido.

Jarrón de vidrio marrón

Jarrón de vidrio marrón

Se sigue utilizando el vidrio para los floreros, e incluso se complementan sus formas sencillas con otros elementos decorativos como cuerdas, también los jarrones de cerámica -más sencillos que los de la dinastía Ming, ciertamente-, siguen utilizándose por su versatilidad de forma y color. El metal es otro elemento que permite crear formas con cierta libertad, y se pueden encontrar verdaderas obras de arte, tanto en aluminio como en cobre. Las opciones son muchas y, aunque puedes regalar flores -y que te regalen- durante todo el año, la primavera es la excusa perfecta para cambiar la decoración en tus espacios -ya sean vivienda o de trabajo-, y añadir un toque de temporada en un jarrón o florero que se adapte a tu estilo.

Jarrón redondo plata labrada

Jarrón redondo plata labrada