¿Cuándo ha sido la última vez que tras salir del cine has pensado, “menuda casa, cómo me encantaría vivir en un sitio así”? La verdad es que hay interiores de cine… y como ayer comenzó la Berlinale, mañana serán los Goya y en breve el tío Oscar repartirá sus premios, hemos pensado que ya bastaba de guardarnos este post y que hoy volvemos a escribir sobre cine, sobre cine y decoración.

Y bien, antes de nada, repetimos una advertencia que ya hicimos al hablar de pañuelos de cine. Ninguna actriz se ha tumbado sobre un sofá como Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. Si no estás de acuerdo, bueno, no sé, nos parecerás una estupendísima persona, pero sobre tumbarse con estilo… no vas por buen camino.

Repetid conmigo... es-ti-lo

Repetid conmigo… es-ti-lo

Por cierto, y analizando ya el interior, conocidísimo es el sofá bañera que caracteriza al apartamento pero… ¿qué nos decís del uso de la maleta taaan moderno? Un día hablaremos de esos objetos que han ganado presencia decorativa sin estar diseñados para ello. Un buen ejemplo son las maletas, pero seguro que tenéis más de uno en mente.

Desayuno con diamantes

Por cierto… vuelven los teléfonos antiguos

Y bueno, ya que nos hemos puesto, ¿os habéis fijado en los muebles que utiliza como mesas auxiliares y en la alfombra que viste el suelo? Más actual, imposible.

Decoración sencilla... al estilo de Holly

Decoración sencilla… al estilo de Holly

Pero cambiemos de foco, compartiendo antes un par de ellos: una lámpara de pie y una lámpara de mesa, y pasemos hacia un estilo muy diferente, más masculino y con un aire más frío, pero igual de impecable en su presentación.

Lámpara pie trípode

Lámpara pie trípode

Perfecta para los amantes del cine

Perfecta para los amantes del cine

Sí, cambiemos de escenario y vayámonos al ambiente de una interesantísima película, The Ghost Writer. Como podéis observar la casa es una casa de diseño, con un aire frío en su interior, dominado por una paleta de colores oscuros, apagados, de líneas rectas, serias. Es más los toques de color los ofrecen grandes lienzos que no hacen sino evocar el ambiente de una galería de arte moderno, un espacio también distante. Y, por supuesto, una casa con grandes ventanales que ofrecen unas vistas espectaculares, que no hacen sino reforzar el aislamiento de la casa… e introducirnos en el trasfondo película.

the ghost writer exterior

Interior como galería de arte

Estudio con ventanales

Sí, ese es el gran reto de cualquier diseñador de producción, no solo el de recrear un determinado ambiente de la mejor manera, sino de convertir al mismo en una parte indispensable de la película, en algo que refuerce el mensaje, que esté en consonancia con el mismo.

¿Qué interiores destacaríais vosotras de las películas que más os han impactado en ese sentido? ¿Tenéis algún elemento en particular que os gustaría encontrar que hayáis visto en algún film? Contadnos y sigamos la conversión, da para hablar mucho sobre ello.