Domina blanco. ¿Casualidad? No creemos