Hoy me acordé de un plato que mi abuela hacía mucho, con mucha paciencia: los huevos rellenos. Lo que pasa es que, ya me conocéis, quería innovar un poco. Es una receta sencilla a la que le he cambiado un par de cosas, en vez de usar la típica mayonesa de siempre, he optado por una mayonesa con tomate seco del Mercado -que le da un sabor muy particular y un color un poco más oscuro-. Para la presentación, en vez de partido en mitades como siempre, opté por quitarle la parte de arriba y presentarlos de pie, casi completos. En resumen: unos huevos rellenos modernitos en contenido y continente.

INGREDIENTES (para las personas que quieras, cuenta con un par de huevos para cada uno o lo que sean capaces de comer, cuidando colesteroles, por favor).

  • Huevos
  • Mayonesa con tomates secos
  • Lata de atún (tantas como necesitéis para rellenar los huevos)
  • Aceite y sal
  • Hierba aromática que queráis, al tomate seco le va la albahaca que ni pintado, pero también el perejil de toda la vida. Al gusto.
Huevos rellenos con mayonesa con tomates secos

Huevos rellenos con mayonesa con tomates secos

ELABORACIÓN (rápida y sencilla)

Cocí los huevos en agua para darle el punto “huevo duro”. Si tenéis que rezar -es lo que hacía mi abuela para contabilizar el tiempo exacto de cocción-, pues rezad. Un credo. Los dejé enfriar, los pelé y partí. Esta es la parte más peliaguda -por decir alguna-. Hay que partirlos quitándoles simplemente la parte de arriba, el sombrerete. Con mucha precisión y cuidado, fui sacando la yema y la puse en un cuenco aparte.

Ahí fui añadiendo el atún -escurridito, para no pasarnos con el aceite-, y la mayonesa con tomates secos. En algunas recetas tradicionales, la gente suele añadir tomate frito a la mayonesa normal, fijaos que con esta opción, estaríais añadiendo ese tomate ya y además, no frito, sino tomates secos que son una delicia y un sabor diferente. El gorrete que habéis quitado al huevo duro -si habéis resistido la tentación de coméroslo sobre la marcha-, podéis partirlo chiquito y añadirlo a esta mezcla, no se tira nada. Luego, rellené los huevos con cuidado.

Para decorar, me parecía muy simpático presentarlos de pie, para lo que puse una cama de lechuga en tiras, para asegurarme de que llegasen en esa posición a la mesa. Por encima se le puede echar lo que queráis, yo, al tener tanto sabor ya de la mayonesa, opté por un poco de albahaca, y poco más, minimalismo ante todo. En la receta tradicional se añaden pimientos morrones, etc. Ya eso, al gusto, yo os lanzo unos huevos rellenos un paso más, mezclando otros sabores. ¡A disfrutarlos!