Últimamente es muy común tener viviendas que son un único espacio, que son tipo loft y posiblemente, la única separación que exista -si existe-, es el baño. Esto no significa que no puedan crearse distintos ambientes por estética o por funcionalidad. Lo ideal es que esta división no sea permanente, no limite la luz o el contacto visual de los espacios conectados. Si no, qué sentido tendría vivir en un loft. Os proponemos algunas ideas que permiten dejar los espacios separados pero conectados.

Paneles separadores estilo oriental

Paneles separadores estilo oriental

Además de la opción biombo -que puede ser más o menos transparente, y que puede colocarse en la posición que se quiera, cada vez que se quiera-, también están las cortinillas colgantes. Esta última opción es muy antigua, pero como muchas otras cosas, recuperarla y reinterpretarla ahora la hace muy vintage. Existen distintos tipos de materiales para estas cortinas y biombos, así que puedes ajustarlo a tu estilo decorativo. La idea es que deje pasar la luz, que se intuya lo que hay al otro lado.

Biombo de madera

Biombo de madera

Otra opción -la que quizás es más tendencia actualmente-, son los paneles separadores, con un claro origen oriental. Ya sean móviles o no, plegables o no, estos paneles permiten lo que comentábamos: separar un espacio en dos ambientes pero sin hacer que pierdan su conexión. Que siempre se sepa lo que hay al otro lado y que estén relacionados: zona de estar y comedor, zona de dormitorio y vestidor o por qué no, zona de estar y dormitorio en una vivienda pequeña.

Biombo polipiel

Biombo polipiel

Además de las aplicaciones en viviendas, este tipo de paneles se puede utilizar en tiendas, cafeterías e incluso en oficinas. Las distribuciones cambian, los gustos los vamos moldeando, ¿por qué hacer una separación permanente pudiendo dejar una puerta abierta al cambio rápido, limpio y barato? Os dejamos una selección de separadores y biombos.