En verano nos movemos más. Salimos de nuestra rutina, de las zonas por las que siempre nos movemos. Bien porque viajamos a nuevos sitios, bien porque la cambiamos por nuestra nueva rutina o nuestra nueva zona de confort en otro sitio, durante un mes. Además, comemos mucho más fuera de casa o salimos a tomar una copa, y descubrimos nuevos sitios. La cuestión es que en verano coleccionamos espacios.

Sofá en terraza

Sofá en terraza

Si nos fijamos, muchas veces podemos hacernos un catálogo mental de los espacios que frecuentamos. Nuestra mente funciona así: aquella terraza donde estuvimos, que tenía los muebles tal, que estaba decorada de esa forma… Archivamos y ordenamos espacios por su estilo y decoración, y es más, me atrevería a decir que incluso elegimos entrar por primera vez o volver porque nos gustó más o menos.

Sillas metálicas para exterior

Sillas metálicas para exterior

¿Te acuerdas de aquel sitio que tenía los sofás de ratán comodísimos en la terraza, y esa luz tan chula con  lámparas de estilo oriental? ¿Por qué no volvemos a la cafetería que tenía toda la pared de pizarra con dibujos y frases muy chulas y todos los taburetes y sillas de estilo industrial? Creo que quiero entrar en este sitio: hay sillas Eames por todas partes. ¿Está muy lejos ese bar que tenía todo el techo lleno de bombillas de esas retro que colgaban?

Bombillas vintage

Bombillas vintage

Colecciona espacios en verano, decide esos detalles que te gustan y añádelos a tu casa. ¡Harás el verano mas largo!