A mí el verano también me suena a madera. Me encantan los chiringuitos de playa que se abren y cierran con una puerta enorme de madera, los caminitos de tablones para atravesar dunas hasta llegar a la playa, las barcas encalladas en la orilla en la zonas de pescadores, la decoración chill de restaurantes de moda o de bares de copas a pie de playa. No sé cómo explicarlo, ese crujir y esa estética, también me saben a verano.

Estantes con cajas de madera

Estantes con cajas de madera

Y es por eso que se me antoja decorar con madera en verano. Para un toque más vintage, más personal, puedes decorar con unos bonitos estantes hechos con cajas de madera o unos asientos hechos con palé. Si quieres que siga una línea más clásica, vitrinas o aparadores en colores oscuros o incluso en blanco decapado. Mesas, sillas, estanterías, objetos decorativos… deja que la madera colonice tu estancia de verano.

Estantería de madera de pino blanca

Estantería de madera de pino blanca

No podemos olvidar los grandes amigos de la madera y del verano, pensando en terrazas, jardines, azoteas, patios y demás espacios donde hacemos vida en verano.  No nos olvidemos del mimbre y de los textiles. Puedes completar la decoración con algunos sillones de mimbre, una mesa auxiliar o incluso cestas. Y por supuesto, nunca deben faltar cojines coloridos que completen la sensación de verano.

Estante color

Estante color

Decora la casa y concéntrate y solo escucharás el sonido de las olas y el crujir de la madera. ¡Más madera!