Desde Elena Santonja hasta Arguiñano o Masterchef, si algo nos da envidia de los programas de cocina de la tele no son tanto los platos que proponen como esas cocinas que tienen. Qué lujo… y qué organización. Pues bien, quizás nos lleve años darle el punto de sal al arroz blanco, pero mantener una cocina ordenada está a nuestro alcance. Compartimos unas cuantas ideas, con la intención de aumentar la lista gracias a vuestras aportaciones, ¿os animáis?

cuchara madera

  1. ¿Por qué no empezar por una limpieza? Deshazte de aquellos utensilios y aparatos que no vas a volver a utilizar. Si la sandwichera solo te sirvió para estrenarla, piensa en zen y regálasela a tus primos con hijos. ¿Te cuesta desprenderte de algo? Al menos este ejercicio te servirá para recordar lo que tienes y almacenar con mayor sentido, en función de su uso.
  2. Y al guardar… si no son de uso frecuente, cubre estos aparatos o utensilios con una funda o con un paño de algodón. Así los protegerás de la grasa y de la condensación de la cocina. Ah, y recuerda: una buena disposición es agrupar los objetos por “tema”. Por ejemplo, repostería.
  3. Encimera grado cero: no, no hablamos de la temperatura de la misma, sino de mantenerla con el mínimo número de accesorios. Estos limitan tu espacio y tienen más posibilidades de ensuciarse.
  4. ¿Dispones de una cocina grande? ¿Piensas en instalar una isla? Recuerda, la distancia idónea entre isla y muebles es de un metro.
  5. Los cajones de la cocina pueden llegar a ser uno de los círculos del infierno. Un organizador con distintas divisiones es el pasaporte perfecto para salir del mismo. Y los cuchillos afilados, en un taco o una barra magnética, o pueden ser peligrosos.
  6. Atención: deberías tener varias tablas de madera para cortar. Evitarás mezclar sabores, olores… y bacterias.
  7. No todo es orden. Bueno sí, pero también puedes ordenar decorando, con ese recipiente de metal o de cerámica tan chulo que te servirá para guardar las cucharas y las espátulas de madera con un toque diferente.
  8. Si quieres jugar al tetris, no lo hagas mientras lavas los platos: pon un escurridor en tu fregadero. Y antes de guardar tus utensilios de plástico o de metal revisa que no estén húmedos.
  9. Una cocina práctica tiene grifos de palanca, tiradores sencillos, cajones deslizantes… y todo aquello que te facilite la vida.
  10. ¿Has pensado que deberías tener las bolsas de cierre hermético o el papel de plata cerca del frigo? Pues sí, de este modo es más sencilla la operación de guardar o congelar las sobras.
  11. La despensa tiene algo en común con la biblioteca: agrupa los alimentos por categoría.
  12. Ah,y ordena y luce: cuelga delantales, manoplas y paños de cocina en clavijas… o dedica una bolsa para bolsas, ¡pero que sea tan encantadora como esta! 

bolsa para bolsas