En 1959 que un diseñador de alta costura presentara una colección de prêt-à-porter en unos grandes almacenes, como los Printemps franceses, era toda una declaración de intenciones. También introducir el vinilo, el plástico, la piel teñida de plateado o las formas geométricas en una colección de moda en los sesenta. Y, por supuesto, ser el primer diseñador occidental en presentar un desfile de moda en la China de 1979.

Diseño de Cardin lucido por Nicole de la Marge

Sí, casi todas las reseñas biográficas de Pierre Cardin, el modisto francés nacido en Venecia, destacan su audacia a lo largo de varias décadas. Aunque su idea más provechosa, allá por los años cincuenta, fue registrar su nombre y vender copias más económicas de sus diseños. Así fue como hizo fortuna, hasta dejar su firma en el diseño de sartenes e interiores de coches. O como años más tarde explicaría a la periodista Brenda Polan en las páginas de The Guardian:

Todo el mundo tiene derecho a poseer lo mejor que pueda permitirse. Quiero trabajar para la gente de la calle.

Y sin duda, Pierre Cardin lo ha conseguido, sobre todo gracias a su visión del mundo de la moda. Una visión que como diseñador ha estado marcada por la vanguardia, aunque su interés, incluso en colecciones como la de Cosmos, era “dar a las mujeres en la década de 1960 la oportunidad de trabajar, sentarse, coger el coche y conducir en mis vestidos.” ¿Qué pensáis?

En fin, todo un inconformista que, junto al de la moda, ha sabido abordar otros palos, desde el mundo de la restauración, es dueño de Maxim, hasta el de los eventos, con su propio espacio a los pies de los Campos Elíseos parisinos. Incluso es un auténtico mecenas de las artes, sobre todo del teatro, una de sus pasiones.

Un personaje que inaugura una de nuestras líneas de post sobre moda, dedicada a los grandes diseñadores, y que de alguna manera concentra un espíritu que nos gusta en El Mercado de María: el de mirar más allá de su tiempo y saber conjugar arte y emprendimiento. Y por qué no decirlo, también envidiamos sus 92 años.

[metaslider id=165]