Siempre se me antoja comer algo que puede ser muy elaborado en un momento en el que tengo prisa. Pero siempre hay un plan b para algunos platos: utilizar parte del plato ya cocinada. Bien de otro día anterior que os haya sobrado y reutilicéis, bien que compréis ya preparado. Eso sí, como siempre os digo: cuanto mejor sea la calidad de esa lata, bote, paquete preparado, mucho mejor saldrá el plato y más tranquilo me quedo de que estéis comiendo salud. Hoy os propongo un arroz negro exprés ensuciando lo mínimo.

INGREDIENTES:

Arroz negro exprés

Arroz negro exprés

ELABORACIÓN:

Seguimos empezando el arroz por el refrito, claro que sí. Ponemos a sofreir -y para este plato me gusta en trocitos muy pequeños-, la cebolla y el ajo en primer lugar, y cuando esté un poco doradito, el pimiento y el tomate pelado. Añadimos el contenido del bote de chipirones en su tinta y dejamos que todo se mezcle un poco y coja temperatura.

Y ya, añadimos el arroz. Ya sabéis que siempre aconsejo que se ponga un poquito transparente el grano antes de añadir el líquido que vayamos a utilizar. En este caso, yo echo un chorreoncito de vino blanco, pero uso agua caliente para añadir y que se haga el arroz, porque ya el chipirón está magníficamente cocinado y no quiero robarle ni una pizca de sabor. A fuego lento serán unos 15 minutos, o el tiempo que consideréis necesario para que el arroz esté tierno. Una vez terminado, dejad reposar un poco antes de empezar a comer un verdadero arroz negro que ni ensucia ni te tiene medio día en la cocina.