Yo no sé a vosotros, pero a mí la vuelta al cole me daba mucha tristeza. Luego ya le cogía el punto, pero al principio… ese romper con casi tres meses haciendo el ganso, todo el día en chanclas, las meriendas de la abuela. En fin, no sigo que me va a volver la sensación. Os cuento esto porque he pensado en hacer algo especial de postre para los niños, para que se les haga más llevadero este trago. Arroz con leche para llenar el vacío del verano que pasó. Y por supuesto, lo haré con la receta de mi abuela, así que os pongo sus proporciones para meriendas copiosas.

Arroz con leche

Arroz con leche

INGREDIENTES

  • Arroz redondo (200 g)
  • Leche (1 litro)
  • Canela en polvo y canela en rama.
  • Azúcar (125 g). Os propongo también probar con este azúcar de canela al menos en el cocinado, y luego ya decoráis espolvoreando canela.
  • Limón

ELABORACIÓN:

Mi abuela calentaba la leche un buen rato, a fuego medio para que el azúcar, el limón y la canela le diesen sabor. Si usáis el azúcar que os recomiendo, no necesitáis la canela en rama. Cuando hervía, añadía el arroz que antes lavaba un buen rato, y lo ponía a fuego lento. Iba moviendo periódicamente durante una hora que lo tenía cociendo, para que no se pegase.

Cuando ya casi no quedaba leche, sacaba las ramas de canela y las cáscaras de limón con una espumadera -porque decía que no nos gustaba encontrárnosla ni como decoración-, y retiraba del fuego. Lo servía directamente en pequeños cuencos y vasos, todos desiguales, lo espolvoreaba de canela y lo dejaba reposar antes de enfriarlo en el frigorífico. Siempre lo hacía con tiempo suficiente para poderlo merendar esa misma tarde.

Yo acabo de viajar en el tiempo, afortunadamente a las meriendas de mi abuela y no a la sensación de la vuelta al cole. ¡A disfrutarlo!